ARTE TALENTOS

Reseña: El motel del voyeur, de Gay Talese.

Motel del voyeur

 

Reseña de El motel del voyeur, de Gay Talese.

 

El motel del voyeur, es un libro del periodista y escritor Gay Talese, a quien se le ha considerado padre del Nuevo Periodismo. Es un complejo estudio referente al desarrollo social, sexual e íntimo de un poblado de Colorado, EUA. Durante las décadas de los sesenta a los ochenta, en la revolución sexual.

 

Gay Talese

Gay Talese.

 

Una invitación inusual.

 

Una carta anónima llega a manos del autor. El remitente confiesa tener un motel en Denver, en el cual mantiene un “laboratorio secreto de observación” en su desván. Adentro, ha dado rienda suelta a sus fantasías de voyerista. Indicando que no solamente lo hace como perversión, sino como un profundo interés por conocer la conducta humana y social de sus contemporáneos. Así mismo, le invita a conocerlo, por si la información que ha recolectado a lo largo de varios años bien pueda ser de ayuda en sus próximas publicaciones. Talese accede y conoce a Gerard Foos, quien le comparte sus diarios íntimos. Así inicia la investigación periodística que ha tardado alrededor de treinta años en ver la luz, tanto por motivos legales como morales.

 

Gerard Foos

Fotografía de Gerard Foos.

 

¿Solamente es sexo en Motel del voyeur?

 

Sí y no.

Foos destapa todo ello con una sinceridad que en algunas partes raya en el pesimismo. Al ser testigo real de la verdadera naturaleza que las personas espiadas llegan a mostrar cuando nadie les observa. Describe a muchos como seres mezquinos, fraudulentos, mentirosos. Que no dudarían en verle la cara al prójimo al primer momento que pudiesen, incluyendo a su propia gente.

Aún así, sigue con su secreta y apasionante actividad voyerista sin entrometerse ni dañar a nadie. Aún tiempo después de haberse puesto en contacto con Gay Talese, en 1980. Quien narra y se adentra en la vida completa del voyeur. Indicando las motivaciones iniciales que lo llevaron hasta el límite.

 

Motel Manor House

 

Motel Manor House.

 

Para ser escrito en parte (gracias a las citas de su diario) por uno de los que podría considerarse como el actual gran voyerista (según el propio Foos). No solamente hace hincapié en los encuentros sexuales y gráficos. Tanto sorprendentes como aburridos, de personas exquisitas como banales, en situaciones exóticas y normales. Sino que se muestra sorprendido y a la vez abrumado por las diferentes conductas que la sociedad comienza a tomar conforme las décadas pasan. La apertura sexual de la mujer, el cambio de parejas, el adulterio, el lesbianismo y homosexualismo, los tríos, los interraciales, el incesto y muchos otros temas que eran (y posiblemente sigan siendo) tabú para una parte considerable de la sociedad norteamericana.

 

Impresiones de la moralidad.

 

Debo confesar que el motivo por el cual leí la obra ha sido por mera curiosidad. Pero he encontrado algo más allá. Me pone a pensar respecto a la moral que Gerard Foos, el voyeur, quebranto durante tantos años respecto a sus clientes. Y si nosotros los lectores, debemos juzgarlo o aceptarlo como uno más, tal vez el mejor de todos, dentro de esta sociedad voyerista en la cual vivimos actualmente. No lo justifico, que sé de antemano que a ninguno nos gusta ser espiados por el de a lado, como en La ventana indiscreta, de Hitchcok.

 

VoyeurVoyeur

 

Porque a final de cuentas, creo, todos mantenemos cierta (¿mínima?) inclinación por observar al prójimo, aún cuando no sea sexual. Ya sea en la calle al ver a un@ chic@ lind@, a personas discutiendo respecto a problemas delicados, un accidente o bien, a esa pareja que deja la ventana abierta para mantener relaciones sexuales.

¿Te ha pasado? Puede ser.

Seamos sinceros, somos personas con necesidades y curiosidades, y si tenemos la oportunidad (hablo de una gran parte de la sociedad, no de su totalidad). No dudaríamos en echar un vistazo, por mera curiosidad, como lo hizo Foos, aunque él durante casi toda su vida.

 

Conclusión desde el ático.

 

A mí parecer, el libro El Motel del voyeur ofrece amplia información referente a las conductas que las parejas mantenían (y mantienen) dentro de la intimidad de una habitación.

 

Está claro que no todo se reduce al sexo, sino que va más allá. Problemas monetarios, de salud, sentimentales y personales que obligan a las parejas a encontrarse con su día a día. En una rutina que les lleva a mostrar una máscara en público. Conforme en la intimidad se despojan de ésta para ser ellos mismos. El hecho de mostrarse como personas perfectas, felices y ejemplares parece ser un factor que presiona y frustra a un gran número de personas incluso hoy en día.

Te lo recomiendo, aclarando que no es para todos. Si deseas puro contenido erótico y sexual tienes al Marques de Sade o Cincuenta Sombras de Grey. Pero si te interesa éste estudio sociológico y sexual que raya en lo ilegal y va más allá respecto a la conducta humana, es para ti. Contiene información histórica que puede ayudar a comprender más a nuestra sociedad como individuos. El lenguaje es simple, fácil y te atrapará desde el primer momento.

 

Libro motel del voyeur

 

You Might Also Like

A %d blogueros les gusta esto: